Metrobus

30 de julio de 2014

Gestionar es gobernar

Cuando decimos que el PRO trae nuevos aires a nuestra política no es sólo palabrería. Es que el trabajo que Mauricio viene realizando en la Ciudad de Buenos Aires ha cambiado definitivamente el eje sobre el cual la política centra su discusión: la gestión.

Cuando hace poco tiempo atrás el debate estaba centrado en las ideologías y en el pasado, hoy la clase dirigencial por fin se ha dado cuenta que la política se trata de solucionar los problemas de la gente. La voluntad, el trabajo en equipo, el compromiso y el contacto directo con los vecinos son fundamentales para transformar la realidad en la que vivimos. Eso es lo que venimos haciendo desde 2007 y lo que buscamos extender al resto del país.

Nuestra forma de gestionar ha sido valorada por los porteños, quienes han reafirmado su confianza en este gobierno y seguramente harán lo mismo en 2015. Que prevalezca la gestión sobre la ideología es responsabilidad de Mauricio y hoy no existe espacio político que quiera hacer lo inverso.

A raíz de esta situación, estoy convencido de que el PRO corre con una enorme ventaja porque no necesita hablar demasiado para lograr el apoyo del pueblo, simplemente debe mostrar todo lo que hizo. Porque, en definitiva, a la gente no le interesa si el que le resolvió el problema es de derecha, de izquierda o de centro.

De cara a lo que viene soy muy optimista porque, de una vez por todas, estamos dejando de discutir el pasado para ver cómo resolvemos el hoy y proyectamos seriamente la ciudad y el país que queremos a largo plazo. Hay que gestionar. Sólo de eso se trata.

corrupcion

21 de julio de 2014

Una cultura política poco transparente

Comparto con ustedes el siguiente gráfico acerca de cómo la corrupción es percibida en la Argentina.

Observen que los niveles de responsabilidad asignados a funcionarios y partidos políticos superan a los de la media global.

No creo que esto sea producto de la casualidad. La Argentina viene siendo manejada desde hace años por una dirigencia que considera a la transparencia como un tema menor.

En la Ciudad de Buenos Aires hemos tomado un camino absolutamente inverso. Esperamos que le pueda servir de ejemplo al Gobierno nacional, aunque ya sea demasiado tarde.

corrupcion argentina

charla jovenes-21

19 de junio de 2014

No tengan miedo de ser protagonistas

En tiempos de estigmatización ideológica constante, tengo el orgullo de pertenecer a un espacio político que siempre ha demostrado estar del lado de la gente. Un espacio que no te hace un ADN para ver si sos radical, peronista, de izquierda o de centro y que sólo te pregunta: ¿Vos estás para resolver los problemas de la gente? ¿Vos querés trabajar para tu país?

Puedo afirmar con tranquilidad que la gestión del PRO no es un relato, es una realidad. No es casualidad que los índices de aprobación de este Gobierno superen el 70 por ciento. Pero, ¿qué es lo que nos permite estar hoy en este lugar? La respuesta es muy simple: que podemos decir que las cosas que íbamos a hacer las hicimos y cumplimos con el compromiso asumido cuando Mauricio comenzó su trabajo en la Ciudad en 2007.

Obras como las del Maldonado demuestran que el PRO no hace proselitismo con su gestión, sino que se encarga de resolver los verdaderos problemas de los vecinos. ¿Quién ve los 300 millones de dólares invertidos bajo tierra? En principio, la opinión pública no, pero sí los 350.000 personas que viven sobre la cuenca. Ahora, si esos 300 millones de dólares hubiesen sido usados para “maquillaje”, con suerte, no llovía y todo estaba perfecto. Pero eso no es lo que sucedía.

En el caso del Metrobus, fueron varios los que le aconsejaron a Mauricio dar marcha atrás con el proyecto. Sólo su determinación y convencimiento de que este sistema iba a beneficiar a miles y miles de porteños y bonaerenses fue lo que permitió seguir adelante con la obra. Hoy, el Metrobus es un éxito y un modelo a seguir por varias ciudades del país y del mundo.

Con estos hechos, y, como ya mencioné, con las estigmatizaciones a la orden del día, ¿podemos seguir afirmando que Mauricio es un conservador? Si bien sus decisiones son el fruto de un trabajo en equipo, su capacidad de liderazgo y su valentía son fundamentales para que el PRO sea hoy un espacio de vanguardia que trae nuevos aires a nuestra política.

De cara a 2015, estoy convencido de que podemos trasladar todo lo que logramos en la Ciudad de Buenos Aires a nuestro país. Tenemos al mejor candidato, el mejor programa y el mejor equipo para ejecutarlo. Sólo hay que animarse y no perder esa cercanía con la gente. Tenemos que seguir tocando timbres, caminando la calle y hablando de igual a igual con los vecinos como lo hemos hecho a lo largo de estos años.

Les pido a los jóvenes que no tengan miedo de ser protagonistas y que participen en política. En el PRO cuentan con un espacio que, como ya ha demostrado, no le tiembla el pulso a la hora de darles las riendas del cambio. No sólo tenemos que pensar en la Ciudad y en el país que queremos hoy, sino también en la de los próximos veinte años. Eso es lo que estamos haciendo en nuestra ciudad y lo que tenemos que hacer en nuestro país.

senado

29 de noviembre de 2013

Código Civil: No entremos en la trampa

La reforma del Código Civil implica un nuevo avance del Gobierno nacional sobre los derechos de los ciudadanos. Desde el PRO, a través de un documento emitido tras el encuentro entre Mauricio Macri y los diputados de este espacio político, manifestamos nuestro total rechazo a esta iniciativa, el cual, entre sus más polémicas cláusulas, busca reducir la responsabilidad del Estado y crear un sistema de impunidad para sus funcionarios.

Consideramos también que el proyecto es una reforma encubierta de la Constitución Nacional y que el Ejecutivo nacional tiene con una clara visión autoritaria que coloca al Estado por encima de los ciudadanos, dejándolos desprotegidos al no tener una reparación integral de los daños que éste les pudiera causar. Tragedias como la de Once, de esta manera, podrían quedar impunes de sancionarse el nuevo Código.

Asimismo, entre otros aspectos negativos, en el documento resaltamos que se pone en riesgo el derecho de propiedad privada, se niega el derecho a la identidad de las personas, se restringe el derecho y el ejercicio a la libertad de expresión y se les da a los jueces la posibilidad de modificar los contratos privados.

Por este motivo, el PRO no sólo manifestará su rechazo, sino que además, según lo establecido en el documento, propondrá leyes particulares sobre cambios necesarios en la sociedad actual como la adopción, el matrimonio y las uniones civiles, el derecho a la identidad de los nacidos por fertilización asistida y la discapacidad de acuerdo a lo establecido por las Naciones Unidas.

Solicitamos a todos los miembros de la oposición a no entrar en esta trampa y a prestar atención en cada punto de lo que se debatirá en nuestro Congreso. Lo que está en juego no es sólo un conjunto de leyes, sino que también el futuro de todos los argentinos.

moreno

20 de noviembre de 2013

Que Moreno no tape las Declaraciones Juradas

Una de las prioridades del actual Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires ha sido la de establecer a la transparencia como epicentro en todas sus decisiones y actos de gestión. En concreto, la Subsecretaría de Asuntos Públicos cuenta con una dirección que apunta específicamente a promover y diseñar acciones y mecanismos que faciliten el libre acceso a la información pública.

Lamentablemente, en la Argentina las gestiones transparentes y abiertas no son las que abundan y situaciones que deberían ser la regla son la excepción. En nuestro caso, el de la Ciudad de Buenos Aires, estoy muy orgulloso de poder decir que es la regla.

Transparencia implica la puesta a disponibilidad de forma amigable de un caudal de información sobre un gobierno a los efectos de que sean los ciudadanos sin intermediarios quienes realicen un control sobre los actos de administración.

Apunto todo esto debido a algunos acontecimientos que se dieron en los últimos días y que, de alguna manera, fueron tapados por los cambios que se dieron el Gabinete nacional y hoy están prácticamente afuera de la agenda de interés público. Me refiero específicamente a la puesta en funcionamiento del nuevo sistema de Declaraciones Juradas de los funcionarios, el cual, en lugar de mejorar el ya poco eficaz proceso de acceso a la información, lo empantana y complica aún más.

A nivel nacional no existe una ley que regule el acceso ni que establezca principios de transparencia. Está vigente el decreto 1172/2003, pero su principal déficit es el sistema descentralizado de gestión de pedidos, lo que supone que el ciudadano debe remitirse al área que posee la información para realizar su consulta.

A este oscuro panorama, se suma ahora este nuevo sistema de Declaraciones Juradas que restringe la información patrimonial a la que puede accederse en relación a la totalidad de lo declarado por cónyuges e hijos menores no emancipados, incluyéndola sólo en un anexo reservado, aspecto que constituye una violación a lo establecido por la Ley de Ética Pública. Estos datos, a los que a partir de ahora sólo se podrá acceder por vía judicial, pueden resultar fundamentales para investigaciones relacionadas a casos de corrupción.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos, desde hace tiempo, ha tomado un camino completamente inverso al del Ejecutivo nacional. Iniciativas como la plataforma Buenos Aires DATA no sólo buscan que el acceso a todos los datos sea lo más fácil y rápido posible, sino que también obliga a la gestión a ser proactiva a la hora de comunicar sus acciones de gestión.

No dejemos que asuntos coyunturales nos hagan olvidar de las cuestiones que hacen a los cimientos de una verdadera democracia participativa. Exijamos a todos los gobernantes un verdadero compromiso en políticas transparentes para que el fruto de todo nuestro esfuerzo y trabajo no termine en manos de unos pocos.

    Página Siguiente >